Avisar de contenido inadecuado

La primera sonrisa

{
}

La primera sonrisa

Carlos es un joven estudiante de un colegio particular de la ciudad de Lima, cursa el último año de educación secundaria y, al igual que yo, hasta ahora desconoce las verdaderas razones que impulsaron a la psicóloga de su escuela a persuadirlo de conversar conmigo. Al término de nuestra charla y luego de haberle preguntado al practicante del departamento psicológico por la situación escolar de Carlos (misma que podría arrojar algunas luces sobre los motivos de nuestra improvisada “entrevista”) obtuve la más inesperada respuesta: “Este chico es un tonto, lo que el colegio necesita es ser más tolerante”.

Sorprendido por su réplica procedí a retirarme de la oficina, no sin antes advertirle que todos a la edad de Carlos somos diferentes y que esa cualidad es la que nos hace únicos.

Esta anécdota refleja muchas carencias del hombre actual en diversas áreas de su vida (la educación entre ellas). La ausencia de la capacidad de ser conscientes de nuestras actitudes, pensamientos y sentimientos es una de las principales faltas que pueden evidenciarse en tan peculiar respuesta. Actualmente, la política educativa nacional plantea y enfatiza la instrucción para el logro de un óptimo desempeño profesional, descuidando otros aspectos de la vida del ser humano. El principal de ellos y que según he podido comprobar viene siendo dejado de lado desde hace mucho tiempo por la educación contemporánea es el afectivo-emocional.

Tal desidia puede verse expresada no solo en experiencias como la descrita al inicio de esta reflexión, también puede observarse en la creencia cada vez más frecuente en muchos padres de familia, docentes y hasta directores de colegios de que no existe una relación directa entre un bajo rendimiento académico y una baja autoestima; ambas variables ampliamente investigadas científicamente y en las que la correlación es más que evidente.

Por ello, es conveniente que las instituciones educativas implementen actividades que faciliten el reconocimiento de los intereses, talentos y habilidades de cada alumno, por ejemplo, Carlos reveló su interés por la cultura japonesa al exteriorizar su gusto por los animes (animaciones) y la música pop de ese país, razón por la cual, es subestimado y calificado como un “tonto”; cuando en realidad su único “pecado” es no compartir las preferencias de la mayoría de sus compañeros.

Dicha exploración permitirá que no se creen más “outsiders” (personas excluidas de un grupo) ya que, de esta manera, cada gusto o predilección personal será debidamente considerado; de igual modo, posibilitará la innovación de talleres o cursos extracurriculares, ampliando la oferta de los mismos.

Finalmente, sugiero dos frases célebres para su adecuada reflexión acerca del tema:

 Acusar a los demás de los infortunios propios es un signo de falta de educación. Acusarse a uno mismo, demuestra que la educación ha comenzado”. (Epicteto, filósofo griego)

 "La educación nos inculca desde el nacimiento un repertorio de emociones ya hechas: no sólo lo que nos es permitido o no sentir, sino cómo se han de sentir las pocas emociones que nos son permitidas”. (David Herbert Lawrence, autor inglés)

Recuerda que la estupidez humana es impredecible, así que la próxima vez que hagas o digas algo absurdo; mira bien a todos lados, porque muy cerca, a tu costado puede estar...

El Gato Invisible

{
}
{
}

Comentarios La primera sonrisa

:)... Gracias por tu comentario en mi Blog... y de verdad me gustaria que pasaras a dejar tus comentarios, no hay ningun problema con eso :D... Me parece que siempre viene bien saber la opinion de cada persona y la tuya me gusto mucho ^^... tambien te doy gracias por el consejo pienso que me servira de mucho :)...

Firma Xio!
:)... Gracias por tu comentario en mi Blog... y de verdad me gustaria que pasaras a dejar tus comentarios, no hay ningun problema con eso :D... Me parece que siempre viene bien saber la opinion de cada persona y la tuya me gusto mucho ^^... tambien te doy gracias por el consejo pienso que me servira de mucho :)...

Firma Xio!

Deja tu comentario La primera sonrisa

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre